instituto.danza@alicialonso.org +34 914-888-177
instituto.danza@alicialonso.org +34 914-888-177

Alicia Alonso

Al realizar la justa evaluación de un artista, es importante verlo y juzgarlo al nivel de sus pares: Alicia Alonso ocupa un lugar propio allí, entre los verdaderamente más grandes artistas.

Arnold HaskellCrítico de danza. Nueva York. 1971

In Memoriam

  • «Mi tiempo se ha invertido en vivir, y no en contar mi vida»

    Alicia Alonso
  • «Mi legado artístico lo dejo en una escuela, una tradición»

    Alicia Alonso
  • «Un artista es un ave que quiere siempre estar volando»

    Alicia Alonso
Primma ballerina assoluta

Referente del ballet clásico desde hace décadas, comenzó a estudiar ballet en la Sociedad Pro-Arte Musical de La Habana. Tenía 9 años, y su nombre entonces era el de Alicia Martínez, que más tarde cambió por el de «Alonso», apellido de su marido con el que se casó a una temprana edad. 

En Nueva York se formó la bailarina con Anatole Vilzak y Ludmilla Schollar en la escuela del American Ballet. Y allí debutó también profesionalmente con los musicales Great lady(1938) y Star in your eyes (1939) con coreografía de George Balanchine

American Ballet Theatre

Fundadora del  American Ballet Theatre (1940). Fue intérprete principal en el estreno mundial de obras de coreógrafos como George Balanchine como Undertown y Tema y Variaciones, coreografía realizada especialmente para ella junto a su partenaire Igor Youskevitch. Trabajó con los coreógrafos más importantes del siglo XX como Mikhail Fokine, Leonide Massine, Antony Tudor, Jerome Robbins y Agnes de Mille, bailando los más disímiles estilos desde el Romanticismo hasta las más transgresoras. 

Artísta consagrada

Entre 1955 y 1959, Alicia bailó con los Ballets Rusos de Montecarlo como estrella invitada. Fue la primera bailarina del hemisferio occidental en actuar en el Teatro Bolshói y el Teatro Kirov en 1957 y 1958 respectivamente. Durante décadas Alicia Alonso realizó giras mundiales en países europeos, en Asia, en el norte y sur de América y bailó como estrella invitada en el Ballet de la Ópera de París, con el Royal Danish Ballet, junto a los primeros bailarines más importantes del siglo XX, además de otras compañías.

Ballet Nacional de Cuba

Directora del Ballet Nacional de Cuba, desde su fundación en 1948 junto a Fernando y Alberto Alonso, entonces Ballet de Alicia Alonso, ha sido prima ballerina por diferentes compañías. Sus versiones coreográficas de clásicos como Giselle, papel por el que es más recordada, se han bailado en principales compañías de danza internacionales, como la Ópera de París. Recibiendo las más importantes condecoraciones del mundo de la danza como el Grand Prix de la Ville de París.

  • Alicia Alonso pertence a la excepcional estirpe de bailarinas que han dejado —a veces no más de cuatro, de cinco veces por siglos— un nombre egregio en la Historia de la Danza.

    Alejo Carpentier
  • Usted ha significado un gran lauro para Cuba y una estrella más en el firmamento de la Isla; una estrella de diamante en el cabello suelto de Cuba… Hay quienes viendo no ven, y hay quienes no viendo, lo ven todo. Para Usted que lo ve todo, gran amiga, gran ser, muchas gracias…

    Eusebio Leal
  • En Alicia Alonso vive, muere, resucita y vuelve a morir para nacer mejor, el venerable grito de la tierra que hace la figura humana un árbol estremecido de ramas incansables.

    Juan Marinello
  • Su arte no es de sorpresas y de aventuras, sino de perfección; ademán que no presumió de único,para mostrar la curvatura de su distinción como estilo habitado también por su pueblo.

    José Lezama Lima
  • Ella es de veras una luz que se mueve. Ella es leve, ondulosa, casi traslúcida.

    Dulce María Loinaz de Castillo
    Premio Miguel de Cervantes 1992
  • Alicia Alonso nació para que Giselle no muera

    Arnold Haskell
  • Alonso era «una figura irrepetible y universal que representó como nadie el enorme talento artístico de los cubanos.

    Josep Burrell
  • Siendo hija de una pequeña isla del Caribe, Alonso se impuso a todas las barreras que decían que el ballet era un arte de países desarrollados, que el físico y el temperamento latino no se ajustaban a los requisitos de la danza clásica

    Carlos Acosta

Premios y Distinciones

A lo largo de sus más de 50 años de carrera recibió 122 distinciones cubanas y 177 reconocimientos internacionales. Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO y Doctora Honoris Causa por la Universidad de La Habana; recibió la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes de España y la Orden de las Artes y las Letras en Francia, el Prix Benois de la danza por los logros de toda una vida, Medalla «Picasso» del UNESCO, Orden de la Legión de Honor, Grado Oficial del Gobierno de Francia, entre otros reconocimientos de relevancia a nivel mundial.

Coreógrafa

Ha representado sus versiones de Giselle, el Grand pas de quatre y La bella durmiente del bosque para la Ópera de París entre otras. También ha representado Giselle en la Ópera de Viena y en el teatro San Carlo de Nápoles, en Italia; La fille mal gardée en la Ópera de Praga y La bella durmiente en el Teatro alla Scala en Milán.

Legado

Alicia Alonso, la gran dama del ballet cubano que se mantuvo en los escenarios por 75 años. Su preocupación por desarrollar el arte de las puntas en Cuba la llevó en 1950 a fundar la Academia Nacional de Ballet.

A España lega el Instituto Universitario «Alicia Alonso», fundado en 1992 como «Cátedra Alicia Alonso», ofreciendo su conocimiento, y la escuela cubana de ballet, como regalo a los jóvenes bailarines españoles. 

Alicia Alonso

casi traslucida.

Una vida en imagen

Documentales y videos

Publicaciones editoriales